martes, 22 de diciembre de 2015

Oh sorpresa!!! Nuevo libro de Olga Salar


Nuevo libro de Olga Salar 



Si hay algo que me gusta es bucear por blogs de reseñas para ver como escriben las otras bloggeras y ver que se cuece en el mundillo de la novela romántica. 

Hoy viendo el blog Adicta Books me encontré con una sorpresa que no me esperaba y es que Olga Salar una de mis escritoras de cabecera a principios de año saca al mercado nuevo libro. "Igual te echo de menos que de más".  

He de confesaros que Olga Salar es una de mis debilidades y lo he leído casi todo de ella por no decir todo... y algunos de los libros me han dejado muy buen sabor de boca por eso cuando me entero de que sale al mercado un nuevo libro me lo compro sin leer criticas por que no he encontrado un libro de esta autora que me haya defraudado, por eso al leer que sacaba nuevo libro no he podido dejar de compartirlo con vosotras. YA ME TARDA EN LLEGAR ENERO Y TENER MI EJEMPLAR. 


Os dejo sinopsis copiada del blog de Adicta Books 


Cuando Olimpia se da de bruces con su pasado, presiente que sus problemas no han hecho más que empezar. Allí estaba él, mirándola fijamente con sus ojos negros, sin previo aviso y más atractivo todavía de lo que recordaba. Y Olimpia que creía que lo había superado... 

Como ella es una optometrista de lo más profesional, está dispuesta a probarse todas y cada una de las lentes correctoras que ha ido acumulando a lo largo de los años: las de los “sueños rotos”, las de la “venganza”, las de la “solitaria estabilidad” y las de “la ilusión”. Pero no se decide a probar esas que llevan por marca “Dale Otra Oportunidad”. 

Menos mal que en esta montaña rusa que es la vida estará acompañada por sus estupendos jefes, Gerardo y Arturo, parientes de “su pasado”, su inseparable amiga Lola, quien sufre el ataque de las malditas hormonas, y su hermano Nico, un Dj enemigo de la pena que está deseando poner ritmo a la banda sonora de su futuro. 

En Igual te echo de menos que de más palparás lo vivo que permanece el pasado en ese lugar que llamamos “recuerdo”, y cómo somos capaces de distorsionar su reflejo con el transcurso de los daños y la colaboración imprescindible de un corazón recompuesto con celo de color rosa.